Las suposiciones

LAS SUPOSICIONES, COMO GESTIONARLAS ADECUADAMENTE?

LAS SUPOSICIONES SON UNA DE NUESTRAS MAYORES ENEMIGAS

Tenemos una frase célebre de Buddha que dice: ^Tú peor enemigo no puede hacerte tanto daño como tus suposiciones^. La forma en la que está diseñado nuestro cerebro en la sociedad en la que vivimos, nos produce cientos de suposiciones al día. Ten presente que las suposiciones son una de nuestras mayores enemigas, por eso, es importante trabajarse interiormente para gestionar adecuadamente el momento en el que tendemos a hacernos una suposición sobre algo o alguien.

Una suposición significa hacer una hipótesis basada en una creencia, de la que tomamos una conclusión que creemos que es cierta, pero existen mayor probabilidades de que no sea como la hemos pensado. Cuando suponemos, no somos conscientes de la influencia que ejercen este tipo de pensamientos en nuestra vida. Al suponer algo, tendemos a actuar en esa dirección del pensamiento, y normalmente, es negativo para nuestra vida. Las suposiciones son una de nuestras mayores enemigas.

Varios ejemplos de suposición, es el caso de un paciente inseguro y celoso. Cada vez que le llega un mensaje al móvil de su pareja, él empieza a suponer que pueda ser de otro hombre con el que pueda tener una aventura. Cuando ella queda con amigas y el comienza a suponer que ella ha estado ligando con otros hombres. Otro caso, él la espera en casa y por alguna razón ella llega tarde. Él empieza a conectar en su mente diferentes pensamientos (que no son reales, están sólo en su cabeza) siguiendo la lógica que existe en su mente, y concluye que ella no llegó porque estaba teniendo una aventura. Al ser una persona insegura, celosa, posesiva, interpretará cualquier situación como signo de infidelidad, y entonces elabora un drama de algo que no es real, es una mera suposición.

Hacemos suposiciones constantemente de cómo piensa el otro y actúa. Lo peor de todo esto, es el tipo de reacción emocional que tenemos, porque pensamos que es verdad. Nuestro cerebro no sabe distinguir entre lo que es realidad y lo que pensamos que es real. Volviendo al caso anterior, al cerebro del hombre no le importa si su pareja le es fiel o no, él se convence así mismo de que esto es real, llegando a enfadarse , estar triste incluso montar en cólera como consecuencia de su pensamiento.

Las suposiciones son una de nuestras mayores enemigas y fuente de conflictos, además de discusiones en muchas relaciones. Cuando somos inseguros y desconfiados, vamos a intentar encontrar una explicación no objetiva, basada en nuestros valores , creencias y pensamientos erróneos de la realidad, por medio de los signos que nos rodean, aceptándolo como lo válido.

Para evitar las suposiciones, es importante estar seguros de nosotros mismos, tener unas buenas raices emocionales de equilibrio, , poder confiar en nosotros y en los que nos rodean. Esto se consigue con un buen trabajo de crecimiento personal, ayudándonos de un profesional de la salud mental, que sea psicólogo licenciado especializado en Mindfulness e Hipnosis clínica.  Lo importante es poder educar nuestra mente emocional para que las suposiciones generen el mínimo impacto en nosotros. La próxima vez que supongas, practica mindfulness y pregunta.

 

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos necesarios están marcados *
Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>